Elimina el estres de tu vida
Tere Zacher
11
September
2016

  


He tenido oportunidad en diferentes ocasiones de encontrarme con personas que piensan que están enfermas cuando, en realidad, lo único que tienen es ansiedad y estrés. Pensandolo bien, la ansiedad y el estres son enfermedades pues afectan tu cuerpo, tu mente y tu calidad de vida. Yo misma he sufrido de esto. Hace un par de anos pasaba mucho tiempo en el doctor porque creia estar enferma. Cuando le dije mis síntomas me di cuenta que lo único que tenia era que no le he dado a mi cuerpo y a mi mente el descanso que necesitan.  En un mundo como el nuestro donde todo gira tan rápido, se cree que el hecho de sentarse a descansar o de darse tiempo para uno mismo es una pérdida de tiempo cuando, en realidad, es la mejor inversión que podemos hacer. Yo creci con la idea de que si no estoy haciendo algo productivo estoy perdiendo el tiempo. La mayor parte de mi vida me dedique a llenar mi vida con actividades porque pensar en sentarme a descansar, a leer algo por el puro placer de hacerlo o invertir en darme un masaje era una perdida de tiempo y dinero. Se que esto nos pasa a menudo, mas aun cuando tenemos hijos y pensamos que es egoista el pensar (e invertir) en nosotras. Te invito a que hagas un alto en el camino, te des tiempo en este momento para respirar profundo y ya que estamos hablando del estrés, revisa los síntomas que aparecen en la siguiente lista.

¿Sientes uno o varios, con frecuencia o con mucha intensidad?

Opresión en el pecho.
Hormigueo o mariposas en el estómago.
Sudor en las palmas de las manos.
Palpitaciones.
Dificultad para tragar o para respirar.
Sequedad en la boca.
Temblor corporal.
Manos y pies fríos.
Tensión muscular.
Falta o aumento de apetito,
Diarrea o estreñimiento.
Fatiga.
Etc.

Si estos síntomas te parecen familiares, lo más probable es que estés sufriendo de estrés en tu vida… yo sé, pagar cuentas, atender a la familia, cumplir con el trabajo, con las obligaciones de la casa, entrenar para tener buenos resultados, etc. son las cosas con las que tenemos que lidiar a diario pero es muy importante que hagas un alto en el camino y que te des tiempo para desacelerarte, para descansar, para desconectarte y “recargar las pilas” pues solo de esta manera podrás seguir haciendo las cosas que haces sin mermar tu salud.

Aqui hay una serie de consejos para eliminar el estrés. Y es que el estrés es una de las pocas cosas de las que tenemos a puñados en esta época.

1.   No te culpes: las cosas pasan para algo y de todo puedes aprender una buena lección. No busques culpables, solo aprende a tomar responsabilidad por tus acciones y a aprender las lecciones que te dejen.

2.   Elimina obligaciones innecesarias.

3.   Deja de "procrastinar" (evita aplazar las cosas para mañana).

4.   Deshazte del desorden.

5.   Anticípate para no ir siempre con prisas o llegando tarde.

6.   Evita el querer controlarlo todo: Hay cosas sobre las que tenemos control y hay otras que están fuera de nuestro alcance, de igual modo que no podemos controlar lo que otras personas piensen, digan o hagan, entonces, Para que preocuparte por ello?

7.   No hagas muchas cosas a la vez que te impidan estar enfocado en lo que necesitas tener prioridad.

8.   Elimina las fuentes que "absorben tu energía". (Relacionado con el punto uno).

9.   Evita la "gente difícil": Rodéate de gente positiva, de la que puedas aprender. No en vano dicen “dime con quién andas y te diré quien eres”. Fíjate como es la gente con la que te juntas, Se quejan constantemente? Le echan la culpa de su vida a las circunstancias o a otras personas? Critican y reaccionan en vez de proponer y ser proactivos? Si la respuesta es sí a alguna de estas preguntas, quizá sea momento de rodearte de nuevos amigos.

10.       Simplifica tu estilo de vida: Elimina las cosas que no necesites, muchas veces hacemos, compramos, o creemos necesitar cosas que en realidad nada más nos estorban.

11.       "Desprográmate" no es necesario tener programado cada minuto de tu vida.

12.       ¡Quieto, para!. Aprende a hacer las cosas más lentamente, a disfrutar de la comida, del baño, de las conversaciones con tu familia, etc. Disfruta de las pequeñas cosas que haces día a día y que jamás nos tomamos el tiempo para disfrutarlas plenamente. Vive en el momento presente.

13.       Ayuda a otros: Hay más en la vida que uno mismo y, aunque suena contradictorio añadirte más tareas para reducir el estrés, la sensación de bienestar que te dará ayudar a los demás y dejar de pensar solo en ti y en tus cosas te ayudará a reducir el estrés.

14.       Relájate varias veces al día. Los pequeños tiempos muertos ayudan a trabajar mejor y a relajarte. Estírate; sal a dar un paseo; cierra los ojos y respira profundamente; escucha música relajante; disfruta de la comida; ríete!

15.       Deja tu trabajo si no amas lo que haces. Sé que esto es muy radical pero el trabajo es sin duda el mayor foco de estrés. Deja tu trabajo, automatiza tus fuentes de ingresos y busca algo que de verdad te guste y, si sientes que no puedes hacerlo, entonces busca algo que amar de tu trabajo (el horario, los compañeros de trabajo, la hora de ir a comer… debe haber algo que puedas encontrar que te guste)  y aprende a disfrutar aunque sea una pequeña parte de lo que haces… y, si no puedes encontrar algo que te guste de tu trabajo entonces de verdad vale la pena pensar si debes seguir ahí.

16.       Simplifica tu lista de tareas. Las listas de tareas pendientes demasiado largas estresan solamente por el hecho de ser largas...

17.       Haz ejercicio, verás como funciona.

18.       Come bien. Junto al punto anterior se puede decir que estar saludable es uno de los puntos más importantes para no tener estrés.

19.       Se agradecido. Una actitud agradecida ayuda a pensar de forma positiva.

20.       Ten un entorno "Zen". Empezando por un escritorio limpio, ordenado y minimalista para continuar con el resto de la casa. Los sitios sobrecargados estresan.

Espero que esta lista de sugerencias te sea de ayuda y que puedas tomarte el tiempo de poner un alto en tus ocupaciones diarias y dedicarlo a ti. Es la mejor inversión que podras hacer para el futuro!

Agradezco tus comentarios y sugerencias; puedes enviarlas a terederbez@hotmail.com Y recuerda que aqui encontraras diariamente afinaciones mentales para empezar bien el dia.

twitter @terezacher
​Instagram Tere Zacher

  

More Posts

  1. PRP
    01 Mar, 2017
    PRP
    Today is Wednesday. Wednesday is generally the day that I go to the track (generally because it varies according to how my body feels, however most Wednesdays I am there). Instead of going to the track I ran 12 hilly miles and then I went to get a PRP shot. Why? well,  about four weeks ago (the week of Mercedes Benz Half Marathon) I went out for a run before heading to Alabama. I noticed that my right achilles was hurting a little but I thought "must be the socks I am wearing" (note that i have
  2. 28 Feb, 2017
    If life gives you lemons...
    I love running. I really do. Every time I have to take time off and then I come back I just remember why I run. Not for the medals, not for the PR's, not for anything like that (although sometimes I forget and start getting the wrong reasons being more important than the real reason why I run). I run because it makes me happy. I have been on a roll up to the beginning of February. I have been doing my best workouts, running faster than ever, feeling better than ever. I remember seeing the elite
  3. Are your goals setting you back?
    25 Feb, 2017
    Are your goals setting you back?
    We think we are doing it right. We set goals. We write them on paper. We train thinking of them. We approach our big event and sometimes instead of having our goals giving us confidence or feeling motivated, we get nervous, we second guess ourselves and we end up getting frustrated and with a lower self confidence than when we started. Or we have our goals and we get so obsessed with them (the end result) that instead of having our goals motivating us they control us. Sounds familiar? The
  4. Finding blessings
    20 Feb, 2017
    Finding blessings
    I am writing this blog on a Monday (two days before my 45th birthday!) and I realize this week I should be tapering for a half marathon I have been preparing for. But, instead, I am on mandatory rest because I have pneumonia (I am on the mend).  Two weeks ago I started not feeling good. Kevin and Kori had the flu so I thought I may be getting it as well. I took all the medicine I could find, I meditated, I rested as much as I could and I went to Alabama where I raced on a fever. This, of