Cinco pasos para lograr todo lo que te propongas
Tere Zacher
21
October
2016


Estamos ya mas allá de la mitad del año  y es un buen momento para reflexionar sobre aquello que nos propusimos para el  2016. Hemos logrado algunas de las metas que nos propusimos? Estamos en el camino para hacerlo? O de plano tuvimos algún tropiezo, momentos difíciles y las abandonamos? Sea cual sea tu situación particular, siempre es buen momento para para hacer un alto, revisar qué es lo que queríamos lograr y ver donde estamos en el proceso. 


El tener metas es importante porque así sabemos hacia dónde dirigir nuestro esfuerzo, nuestra energía. El que no sabe a dónde va jamás llegará ahí. Hay muchos puntos de nuestra de nuestra vida que probablemente necesiten un cambio. Iniciar un nuevo ciclo de entrenamiento, cambiar  hábitos o técnicas que no estemos haciendo bien en nuestro entrenamiento,  comer de manera saludable,  tener una mente positiva… esto es probablemente a lo que más tememos: a los cambios,  pero es fundamental este ejercicio para seguir progresando como atletas y como personas.


Cualquiera que sea el cambio, hay que establecer metas y trabajar para ellas. Pero lamentablemente, si en poco tiempo no ha habido algún progreso, entonces empezamos a desmotivarnos, y antes de darnos cuenta estamos de nuevo donde habíamos empezado.

Esto sucede constantemente. No es que las personas carezcan de auto-motivación y fuerza de voluntad,  la razón principal de que muchas personas no logran sus objetivos es que piensan que el logro de objetivos es una función cerebral consciente, cuando, cierto, el establecimiento de hecho de esa meta es de manera consciente pero la  realización de la meta es una función subconsciente.

Las personas exitosas son maestros en establecer y alcanzar metas. Si interactúas con personas que “lo han conseguido”,  podrás ver los patrones que cualquiera puede aplicar. Aquí están cinco pasos para alcanzar  los objetivos que te propongas y para ayudarte a alcanzar tus metas.


1. Escribe las metas en detalle

El acto de escribir, simplemente fija las metas y su proceso para conseguirlas, provocando emoción, que es una clave esencial para la activación de una nueva creencia y convertir algo etéreo en específico. En lugar de escribir, “voy a comer sano” escribe, “quiero comer más frutas y verduras, tomar agua en vez de refresco, preparare mi comida con anticipación para que cuando me de hambre no caiga en la tentación de comer lo primero que encuentre”.  La información detallada amplía las probabilidades de éxito. Al estar emocionalmente detallada deberás activar tu cerebro subconsciente para trabajar en la forma más eficiente posible de conseguirlo. Después de todo, el cerebro es el recurso más potente disponible que tenemos.


2. Que tus metas sean coherentes con tus valores

La mayoría de la gente no actúa en consecuencia de sus valores y por lo tanto se encuentran fuera de la alineación y falta de motivación. Cuando se crea una lista de valores y se alinean sus metas con ellos, tendrás la sensación de estar en el buen propósito y tendrás más probabilidades de estar motivado de forma natural y ser más consistente.


3. Cada meta debe tener dos cosas

Primero, la necesita un plan detallado para lograr su objetivo (el cerebro consciente), y en segundo lugar, las creencias correctas y la mentalidad (del cerebro subconsciente). Es la combinación de ambos que te ayudará a alcanzar tus metas versus sólo establecer metas. Para obtener tu cerebro subconsciente trabajando, la meditación es fundamental, incluso con solo 5-10 minutos al día de centrarse en tus objetivos. La visualización de una meta, es cuando nos imaginamos una imagen real de esa meta en nuestras mente de lo que va a suceder, sintiendo, oyendo e incluso experimentando la meta a alcanzar. Por último, las afirmaciones positivas declaradas en voz alta todos los días “como si ya fueran verdaderas,” apoyan el subconsciente del cerebro. Todos estos métodos te ayudarán a reescribir tus viejas creencias en nuevas formas de pensar que están en consonancia con tus objetivos.


4. Los objetivos de revisión diaria

Esta es una parte importante del logro de tus metas, y debe convertirse en una rutina. Revisa tu lista cada mañana cuando te despiertes. Visualiza tus metas. Al final de cada día, repite el proceso. Esta es una gran manera de entrenar tu cerebro para esperar que tus objetivos se materialicen. Un buen ejemplo es cuando se establecemos las metas de ventas, primero debes crear tu plan de ventas y luego revisar el plan de cada día para asegurarse de que está alineado con la realidad. Este proceso establece que tu cerebro subconsciente este en movimiento a través de la visualización para avanzar hacia tus objetivos sobre una base diaria.


5. Finalmente, no te desanimes

“VAS a conseguir tus objetivos que siempre has soñado o recibir los conocimientos en lo que puede ser necesario para alcanzar tus metas”.

Esta visión es parte de tu progresión hacia adelante. Mantente enfocado en lo que quieres lograr y encontrarás la manera de resolver las dificultades o romper las barreras. Celebra los éxitos y recuerda tus logros para que puedan empezar a ver cómo se está moviendo hacia adelante y en el hecho de alcanzar tus metas. Esto apoya el anclaje de emociones positivas, que son el pegamento a los cambios en el subconsciente.


Nadie sabe a ciencia cierta cuánto tiempo se tarda en incubar una idea o una meta. La aplicación de estos cinco pasos para el proceso de la realización de la meta te ayudará a entender mejor cómo desarrollar el derecho de pensar y estrategias para ayudarte a alcanzar tus metas y sueños.

More Posts

  1. PRP
    01 Mar, 2017
    PRP
    Today is Wednesday. Wednesday is generally the day that I go to the track (generally because it varies according to how my body feels, however most Wednesdays I am there). Instead of going to the track I ran 12 hilly miles and then I went to get a PRP shot. Why? well,  about four weeks ago (the week of Mercedes Benz Half Marathon) I went out for a run before heading to Alabama. I noticed that my right achilles was hurting a little but I thought "must be the socks I am wearing" (note that i have
  2. 28 Feb, 2017
    If life gives you lemons...
    I love running. I really do. Every time I have to take time off and then I come back I just remember why I run. Not for the medals, not for the PR's, not for anything like that (although sometimes I forget and start getting the wrong reasons being more important than the real reason why I run). I run because it makes me happy. I have been on a roll up to the beginning of February. I have been doing my best workouts, running faster than ever, feeling better than ever. I remember seeing the elite
  3. Are your goals setting you back?
    25 Feb, 2017
    Are your goals setting you back?
    We think we are doing it right. We set goals. We write them on paper. We train thinking of them. We approach our big event and sometimes instead of having our goals giving us confidence or feeling motivated, we get nervous, we second guess ourselves and we end up getting frustrated and with a lower self confidence than when we started. Or we have our goals and we get so obsessed with them (the end result) that instead of having our goals motivating us they control us. Sounds familiar? The
  4. Finding blessings
    20 Feb, 2017
    Finding blessings
    I am writing this blog on a Monday (two days before my 45th birthday!) and I realize this week I should be tapering for a half marathon I have been preparing for. But, instead, I am on mandatory rest because I have pneumonia (I am on the mend).  Two weeks ago I started not feeling good. Kevin and Kori had the flu so I thought I may be getting it as well. I took all the medicine I could find, I meditated, I rested as much as I could and I went to Alabama where I raced on a fever. This, of